Cerebro y vino: una relación saludable

La correlación entre una ingesta moderada de vino y salud cerebral, es directa. Algunos detalles al respecto.

“El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si, tanto en la salud como en la enfermedad, se administra en justa medida”

Hipócrates

Invento del neolítico, la bodega de vino más antigua tiene más de 8000 años de antigüedad. Protagónico en las sagradas escrituras: emborrachó al primer beodo bíblico, Noé; el mesías convirtió el agua en vino en las bodas de Caná, sus estragos terminaron por transformarlo en la mismísima sangre de Cristo. Vehículo de oscuros cultos paganos y bacanales, epicentro de sacrificios humanos, bebida favorita de los faraones, elixir de las más sagradas ceremonias, pócima de los más nobles discursos, el vino ha acompañado los momentos más solemnes de la historia.

Hipócrates, padre de la medicina, ya tenía suficiente claridad sobre los efectos benéficos del vino sobre la salud humana. En la actualidad, los resultados de la mayoría de las investigaciones indican que quien ingiera dosis reducidas pero sistemáticas de vino tinto (una o dos copas al día), disminuirá el riesgo de enfermedades coronarias en un 35-40% y el riesgo de diabetes tipo 2 en un 30 %. Sus efectos antioxidantes, antiespasmódicos, antibacterianos y antihistamínicos, benefician a todo el cuerpo, teniendo un efecto potente sobre la salud, el cual no se observa en otras bebidas fermentadas o destiladas.

El resveratrol contenido en el vino tinto, parece guardar estrechos lazos con muchos de estos efectos, mientras aún se continúan descubriendo nuevas propiedades de esta sustancia sobre el organismo (previene la obesidad, aumenta la expectativa de vida, mejora la capacidad física, etc.)

Pero, al parecer, es en el cerebro donde el vino tinto demuestra uno de sus atributos más sustanciales: los riesgos de declinación cognitiva en la adultez son significativamente menores en los consumidores moderados de vino. La protección que el vino propicia sobre las funciones cognitivas parece ser mayor en las mujeres, sin embargo es acentuado el efecto protector que ejerce sobre el cerebro de ambos sexos, al compararlos con sujetos abstemios y con bebedores inmoderados.

Los mecanismos biológicos a la base, indican que el vino tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios sobre el cerebro. Los polifenoles del vino pueden inhibir el desarrollo de placas β-amiloides, las que, al concentrarse en el cerebro, desarrollan la Enfermedad de Alzheimer. Hallazgos más recientes indican que la acción del vino puede incluso degradar dichas placas, teniendo efectos terapéuticos (aunque limitados) y no sólo preventivos.

El vino no solo tiene efectos ostensibles sobre el Alzheimer, sino que sobre una gran cantidad de déficits cognitivos, especialmente en la vida adulta y en la adultez mayor. Es ya convencional la creencia médica que el consumo de vino y una dieta equilibrada, está entre los principales factores de preservación de las capacidades cognitivas a lo largo de la vida.

Las investigaciones son tan contundentes que, a nivel de políticas de salud en algunos países, se ha incentivado el decremento del consumo de alcohol en los bebedores inmoderados, modificando sus usuales bebidas por vino y, por el contrario, incentivando en los abstemios la ingesta de una copa de vino diaria.

Siendo Chile un país que produce enormes cantidades de vino, se debería favorecer la incorporación de dosis sensatas de vino en la dieta habitual de la población. Dichas medidas serían la base de una cultura etílica más completa.

_______________________________________

Referencias:

– Roger Pinder. 2007. Wine and Cognition. (Comunicación libre) extraída de The World Journal of Biological Psychiatry, Volume 8, supplement 1.

– Pinder R. , Sandler M. 2004. Alcohol, wine and mental health: Focus on dementia and stroke. Journal of Psychofarmacology.

 :::

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s