Conocer el cuerpo

Breve argumentación sobre el cuerpo.

Si tenemos como principal fuente de conocimiento a nuestras experiencias directas, no tendremos más conocimiento que aquel conformado durante los años correspondientes a nuestra edad cronológica.

Si confiamos en nuestra experiencia familiar indirecta, tendremos un conocimiento correspondiente a algunas generaciones de personas.

Si adherimos a una cultura o tradición y nos proponemos impregnarnos de ella, obtendremos un nivel de conocimiento que abarca muchas generaciones, incluso siglos.

Pero si hacemos el ejercicio de desentrañar el saber que se encuentra dentro de nuestro cuerpo, accederemos a un conocimiento que abarca miles de años de sabiduría fisiológica, genética. La totalidad de nuestros antepasados se hacen presentes en nuestro organismo, conteniendo las ocultas capacidades que los hicieron sobrevivir y reproducirse.

Es preciso conocer y cultivar el cuerpo. Curiosamente, es lo que tenemos más cerca y lo que más frecuentemente olvidamos. Descubriremos un territorio de recursos inagotables y sabiduría sin precio.

:::

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s